El Biewer, como cualquier cachorro, está expuesto a las enfermedades virales, las cuales mencionaremos a continuación.

 

El Biewer Terrier, por ser una raza salida del Yorkshire Terrier, podemos considerar que tiene las mismas características, lo que lo hace vulnerable a las mismas enfermedades de este.

El Biewer Terrier y el Yorkshire Terrier, es un perrito con una expectativa de vida de alrededor de 15 años, no obstante ello, debido a su pequeño tamaño, requiere de cuidados especiales y atención precisa.

 

Las enfermedades virales son fáciles de prevenir con la aplicación de las vacunas respectivas; en caso de contraer alguna de ellas es necesario acudir de inmediato al médico de confianza

1-   parvovirosis.

2-   Corona virus.

3-   moquillo.

4-   Complejo tos de las perreras (traqueo-bronquitis infecciosa).

5-   Hepatitis infecciosa.

6-   Leptospirosis.

7-   Rabia.

8-   Brucelosis. 

Por su pequeño tamaño son proclives a sufrir lesiones óseas y musculares. 

El mal manejo, las caídas, golpes y otros traumatismos que no tendrían ningún efecto en otros perros, pueden ser muy dañinos e incluso letales para un Biewer a la Pom Pon y el Yorkshire terrier, Es imprescindible tener mucho cuidado con estos perritos.

 

Es importante entender que estos perritos, al igual que las otras razas muy miniatura, no deberían ser parte de un hogar con niños muy pequeños; a partir de los 6 ó 7 años podría ser más recomendable, siempre y cuando se trate de niños muy responsables y tranquilos, a no ser que se tengan separados o se esté siempre atento al trato que le den los niños.

 

Los problemas de salud más comunes en los Yorkshire Terrier y el Biewer a la Pom Pon son:

bronquitis o todas las enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio, dificultades con la dentadura aun en edades tempranas, un aparato digestivo delicado, baja tolerancia a la anestesia en caso de requerirla, hipoglicemia, y con frecuencia presentan hernias inguinales.

Esto representa las dificultades más comunes, no quiere decir que por tener un yorkshire o un Biewer, vamos a tener un perrito enfermo, sino que debemos estar atentos a esta características y tenerlos siempre bajo control médico,

El yorkshire y el Biewer a la Pom Pon sufre mucho las bajas temperaturas, es un perrito para permanecer en los interiores de nuestra cada y si sale de paseo, deberá ir lo suficientemente abrigado; esto hablando de los lugares donde hay demasiado frío, como la estación de invierno. Conviene sacarlo a pasear y que tome el sol, siempre cuidando que los paseos sean cortos y que no tenga sufrir frío.

 

Debemos cuidar esmeradamente su lindo y delicado pelo y cepillarlo con mucha frecuencia como así también tendremos que usar muy buenos productos de belleza en el baño.

Su pelito es fino como la seda y muy fácil de enredar.

 

Si no se quiere mantener el pelo largo, no olvidemos que si no se corta llegará hasta el piso, se lo puede cortar al estilo cachorro siempre hecho a tijera, nunca con esquiladora o maquina de pelar. 

El yorkshire y el Biewer Terrier, no pierde pelo, lo que es una gran ventaja, ya que no deja pelo en muebles y nuestra ropa.

 

Su delicado sistema digestivo requerirá de un buen alimento, lo mejor es la consulta con un médico veterinario.

Existen en el mercado productos específicos y de gran calidad para su manutención.

También conviene vigilar los síntomas de la hipoglicemia, especialmente a la mañana apenas se levanta  o cuando permanece largas horas sin comer.

Como es frecuente que los Yorkshire y el Biewer Terrier, duerman en nuestras camas, en los sillones de la casa o estén mucho tiempo en brazos de las personas de la familia, es necesario bañarlos seguido cuidando siempre que no se le reseque la piel. 

Tanta belleza y tanta dulzura, bien merece un poco de cuidados, nuestro adorado Biewer Terrier lo sabrá recompensar con miles de besos y amor incondicional.