Cuando se adquiere una mascota, se adquiere una responsabilidad. generalmente se piensa en la mascota como algo que nos va a dar unos beneficios, pero no tenemos en cuenta que eso conlleva responsabilidades.

Es necesario conocer y tener bien claro cuales son esas responsabilidades; para eso necesitamos conocer cuales son las necesidades básicas de nuestra mascota, o la que queremos adquirir, pero generalmente son muy similares para casi todas.

Primero: Contar con un presupuesto, que aunque no es demasiado, si es indispensable.

Segundo: Tiempo necesario para brindarle amor y cuidados.

Tercero: Disposición para darle un paseo diario con tiempo adecuado para que queme las energías suficientes y se des estrese.

Cuarto: Espacio suficiente en casa para que pueda moverse y no sentirse encarcelado. (no jaulas ni cajones tipo prisión)

Quinto: Su comida a tiempo y de buena calidad. Por ahorrar unos centavos los alimentamos mal y eso puede repercutir en la salud de su mascota, malos olores y enfermedades que a la postre nos puedes salir más costoso. (No darle sobras de la casa, tenga en cuenta que el organismo de los perros no es igual al de los humanos, no pueden comer lo mismo y menos comidas con sal)

Sexto: Atención médica regular; es necesario acudir al médico y pedir orientación en los cuidados básicos y que se pueden realizar en casa, como limpieza, baño y mantenimiento del pelo entre otros.

DEBERES PRIMORDIALES

Tenencia responsable de su mascota.

Velar por la salud de su mascota enfocándose en la prevención de enfermedades.

En caso de enfermedad de su mascota actuar mediatamente para su pronta recuperación.

Buscar el bienestar de terceros por medio de una tenencia responsable.