Prepárese con sentido común.

Un cachorro, en la mayoría de los casos, como sucede en familias que desean tener un miembro más en su núcleo familiar, va ser parte fundamental del mismo.  Por lo tanto es necesario, que como la familia se prepara con mucho esmero para recibir un nuevo hijo, también el cachorro, siendo un ser vivo, se le debe esperar con una buena expectativa, lo que nos conducirá a hacer los preparativos necesarios para recibir al que será, sin dudas, parte fundamental de nuestras vidas.

Esto incluirá hacer la preparación respectiva en lo concerniente a, adecuación del lugar donde permanecerá la mayor parte del tiempo, elementos de aseo, comedor, dormitorio, zonas de recreación, y el tiempo que se la ha de dedicar para la convivencia y socialización.

Algo importante en este tema, es la preparación emocional y psicológica de cada miembro de la familia, con el fin de que no hayan inconvenientes en el momento en el que su mascota ocupe algún lugar determinado de la casa

 

La escogencia de su mascota.

Adquirir un cachorro es una decisión que se debe tomar con mucho cuidado. Si lo que desea es un animal pura sangre (de raza) deberá tener en cuenta que hay muchas ofertas y que como dice el proverbio popular “todo lo que brilla no es oro”, le aconsejamos que se documente y aprenda lo que más pueda respecto a la raza que desea adquirir, de esa manera no será engañado fácilmente, otro consejo es que se asesore de un experto, o conocedor de la raza.

Recuerde que los perros son para toda la vida, y que nos enamoramos de ellos como parte de la familia, y luego que crezcan y no sean lo que esperábamos, ya será imposible cambiarlo; por esto le recomendamos asesorarse bien.    

Su investigación exhaustiva  le ayudará a reducir el amplio campo de opciones que encontrará cuando toca a la selección de la raza que se acople a usted y al estilo de vida de su familia.

 

Costos

Recuerde que el precio de compra de su cachorro no es el único costo en el que va a incurrir. Como ya lo mencionamos, éste pasa a ser un nuevo miembro de la familia, por lo tanto necesitará cuidados apropiados como, la comida, su propio espacio para vivir, elementos para la comida, ropa, y otros accesorios para sus rutinas de salidas.  Necesita saber que debe estar preparado para hacerle chequeos médicos de rutina, (pues es mejor prevenir que curar). Evalúe su presupuesto y no olvide que en la mayoría de los casos, entre más selecto el origen del cachorro por líneas de sangre y criador responsable, menores serán los costos de medicina, recuerde que nadie está obligado a tener un perro como mascota, pero quien lo tiene, está obligado a cuidarlo como se lo merece cualquier ser vivo.      Propietario = Responsabilidad. Que no le suceda lo que a muchos, que se emocionan con un cachorro, pero cuando crecen y sienten el peso de la responsabilidad, están buscando quien lo adopte o como algunos deslamados los tiran a la calle.

También tenga en cuenta que hay que dedicarle tiempo para sus paseos diarios, darle la comida, asear su lugar, bañarlo cuando sea necesario y socializar con él.

Tenga en cuenta que el que aconseja no pierde, sino el que recibe el consejo; nunca faltan los “expertos” que estarán prestos a darle soluciones, que no siempre serán las mejores. Con gusto atenderemos sus inquietudes y preguntas, con el ánimo de ayudarlo en lo que sea necesario de acuerdo a nuestros conocimientos.

 

Cuidados

Los cuidados de higiene y belleza son importantes para la salud de su mascota quien apreciará el tiempo extra que usted le entrega. Su veterinario lo guiará en relación a la frecuencia de los baños de su perro. Siempre peine y cepille el pelaje para desenredar antes de mojarlo, ya que el agua aprieta los nudos de pelo. Los animales de pelo largo y abundante, como en este caso, requieren de un cepillado frecuente, con especial atención en las áreas alrededor de los oídos, la cola y la entrepierna